Los estafadores están convirtiendo a Australia amigable con las criptomonedas en un centro criminal desagradable

Australia

La criptomoneda está lejos de complacer a la multitud, lo que explica por qué los gobiernos han tomado medidas regulatorias para prohibir las transacciones con activos digitales. Si bien algunos países han adoptado la disrupción que viene con las monedas virtuales, otros todavía están en el lado adverso de la tecnología. Para Australia, sin embargo, la situación es irónica. El país fue el primero en ser compatible con las criptomonedas antes que cualquier otra cosa, y lo hizo tan bien como legalizar criptomonedas como propiedad en 2017.

Australia

Se permitió que los intercambios de cifrado operaran siempre que estuvieran registrados bajo AUSTRAC, la agencia de inteligencia financiera del país. Lamentablemente, con el alarmante aumento de cripto-delitos en Australia, los estafadores están impulsando la determinación de otros países anti-cripto para oponerse a las criptomonedas y todo lo que representan..

Apto para criptografía o para delitos?

Los delitos criptográficos, como los piratas informáticos y las estafas, no son noticias infrecuentes en la criptosfera, pero comienzan a levantar algunas cejas cuando las noticias incesantes de dichos delitos provienen de un país en particular. A reporte publicado ayer por la ABC reveló que una pareja australiana había perdido más de 20.000 dólares australianos (14.000 dólares estadounidenses) en una estafa de bitcoins, y esa pajilla también pudo haber roto la espalda del camello proverbial..

Según el informe, Nick y Josie Yeomans invirtieron en un esquema comercial que descubrieron en Facebook, supuestamente apodado Coinexx.org (un nombre similar a Coinexx.com). La pareja recibió un buen retorno de su inversión, suficiente para que retiraran fondos para invertir más, momento en el que la supuesta firma tomó medidas drásticas contra los fondos e incluso se burló de la pareja en un mensaje de WhatsApp..

Los Yeoman pueden ser las últimas víctimas de Australia, pero probablemente no serán las últimas. En abril, la Comisión de Competencia y Consumidores del país revelado que las estafas de criptomonedas aumentaron un 190% con respecto al año anterior, una ola que hizo que los usuarios de criptomonedas australianos perdieran un total de $ 6.1 millones de dólares australianos ($ 4.3 millones).

La mayoría de las víctimas fueron controladas con promesas de acceso al comercio de divisas, comercio de productos básicos y otras oportunidades de inversión a cambio de pagos en criptomonedas. De los 6,1 millones de AUD, un total de 2,6 millones de AUD se perdió de esta manera..

Tras este hecho, la Comisión de Inversiones y Valores de Australia (ASIC) realizó comprobaciones rápidas contra sitios web sospechosos y pronto emitió una advertencia a la comunidad criptográfica australiana para evitar una supuesta entidad dudosa que opera bajo dos nombres, Dartalon Ltd y GFC Investments.

El ASIC había publicado advertencias similares previamente, contra Ofertas iniciales de monedas (ICO) sospechosas y fondos de criptoactivos dirigidos a inversores minoristas. El organismo de control incluso impidió que cinco ICO diferentes recaudaran capital desde abril de 2018, alegando que no cumplían con los estándares de seguridad requeridos para ejecutar tales negocios..

ASIC siguió con la creación de MoneySmart, un sitio web que los inversores podrían utilizar para informarse sobre diversos asuntos financieros antes de invertir en ICO..

El efecto dominó de las criptoestafas

Cuando suceden cripto delitos, los forasteros recomiendan rápidamente que los cuerpos afectados tomen medidas preventivas en lugar de correctivas. Sin embargo, con las regulaciones y las disposiciones de seguridad de Australia, tanto para los inversores minoristas como para los intercambios de criptomonedas, es difícil repartir culpas y responsabilidades..

Desde entonces, el crecimiento de los delitos criptográficos ha obligado al gobierno australiano a revisar su postura hacia las criptomonedas. En un 20 de junio artículo emitido por el Banco Central del país, se declaró que bitcoin (BTC) y otras criptomonedas no se permitirían como pagos principales.

“A nivel australiano, definitivamente existe un uso legítimo para la inversión en criptomonedas, pero también estamos viendo su uso para facilitar los delitos fiscales”, comentó el comisionado adjunto de la ATO, Will Day en ese momento..

Es imposible sopesar el impacto total de esta restricción en la actualidad, pero una cosa es segura: si un país que anteriormente era amigable con las criptomonedas como Australia se retracta de sus relaciones criptográficas, puede ser más difícil para otros países con aversión a las criptomonedas cambiar de opinión acerca de los activos digitales, ya que sus peores temores sobre ellos se están haciendo realidad. A largo plazo, esto no puede ser bueno para el crecimiento del sector criptográfico a nivel mundial..

Mike Owergreen Administrator
Sorry! The Author has not filled his profile.
follow me
Like this post? Please share to your friends:
map